Más allá de un simple cambio

Beyond significa “más allá”, eso es el primer click de nuestra vida y de más vidas, es ver todo con perspectiva. Es un legado que se fue amontonando y que tenemos que recoger, dejar madurar y continuar para a su vez legarlo a las que nos siguen.

La  cuestión es que cada vez que queremos avanzar nos encontramos con un cristal, una jaula, que muta (porque ha aprendido a mutar), nos disfrazan con  palabras como que nos escuchan, han creado su jerga/argot comercial que quieren que suene accesible para nosotras. Palabras como ganas, motivación o pasión nos las quieren arrebatar de nuestro lado. Dicen que también siguen nuestros movimientos afines porque saben que las usamos dentro en la intimidad, en lo propio, en lo común y nos quieren adoctrinar. En definitiva lo saben, tienen en cuenta que hay una parte de la población que no hemos ganado el interés y quieren mutar replicando lo que nosotras siempre habíamos hecho.

Nosotras trabajamos para bifurcarnos, pero quieren que sigamos convergiendo. Por eso algunas nos ponemos en segundo plano, somos  “daemons”

Las herramientas más poderosas frente a este cambio que pretende eliminarnos de nuestra esencia y ser meras portadoras de trabajo de producción, una fase caduca y que se disfraza de un sistema con unos valores a la que siempre nos hemos aferrado, nos marchitan la pasión, las ganas y el aprender a base de coacción. Las herramientas somos básicamente nosotras.

La idea es ver el error, el “bug” para poder  darnos cuenta de que algo falla y, para ello es necesario dotarnos en un pensamiento crítico, caminar con las demás personas con un entorno libre y pedagógico, siempre en grupos que nos nutran no sólo de generar cultura colectiva sino, de poner poner en pie nuestras circunstancias particulares y generar una red o enjambre frente a futuras situaciones.

El trabajo comienza con crear performance, poner en contexto la desigualdad y dejar constancia de la cruda realidad a la que nos tapan.

Una vez descubierta la falla, es cuestión de crear pulsiones, de carácter horizontal dónde nos podremos nutrir de forma síncrona.

Finalmente, una vez que seamos un común la historia continuará generando un cambio, una revolución, delegando y trabajando para legar y crear ecosistema. Hagamos puente y ayudemos a equilibrarnos entre nosotras, creando espacios, haciéndonos sitio para las que vengan y cambiemos el axioma, demos la vuelta a todo el asunto. Aún estás a tiempo.

Leave a Reply